Principios del SAFR

1. Valorar los clientes y el público. Nuestros clientes son las organizaciones que implementan SAFR. Consideramos sus intereses y los intereses de aquellos vistos por el SAFR en todo lo que hacemos. Defendemos los intereses de nuestros clientes y del público en general.

2. Reconocer la dignidad inherente e igual valor de cada persona. Reducir incesantemente el prejuicio. Todas las plataformas de reconocimiento facial presentan sesgos. El SAFR ya es considerado uno de los menos tendenciosos del mundo, pero no vamos a dejar de mejorar hasta que el SAFR detecte, caracterice, verifique y reconozca personas de diferentes tonos de piel, géneros o edades con igual precisión.

3. Conquistar y mantener la confianza. Enviamos el SAFR para evaluación de desempeño independiente. Comunicamos sus puntos fuertes y limitaciones y orientamos las opciones de los clientes sobre cómo implementarlo. Ayudamos a nuestros clientes a proteger la información del usuario como si fueran nuestras, usando encriptación a nivel de banco.

4. Simplificar la protección de la privacidad. Incorporamos las herramientas de privacidad en SAFR para que sea fácil para nuestros clientes proteger los datos del usuario y permitir que los usuarios opten por excluir y ser olvidados. Nuestros términos exigen que los clientes cumplan con todas las leyes de privacidad aplicables. Alentamos prácticas más allá del mínimo legal.

5. Vender a clientes de confianza. Tomamos todas las medidas razonables para garantizar que SAFR no se venda a clientes que lo usar para violar el derecho a la vida, a la libertad ya la seguridad personal sin el debido proceso o mandato legal.