Beneficios del reconocimiento facial como aliado de la seguridad en las empresas

Por Marcelo Victorino

El reconocimiento facial ya es una realidad. Las posibilidades de uso y aplicaciones de esta tecnología están ganando relevancia y espacio en diversos sectores del mercado. Empresas de todos los tamaños buscan soluciones eficientes de seguridad y privacidad para sus clientes y empleados. Su uso se puede vincular al control de acceso, vigilancia automatizada, autenticación de identidad, recolección de datos en vivo, análisis de tráfico, tiempo de espera, y lo último, para acciones de prevención y protocolos de seguridad para combatir Covid -19.

En el contexto de la pandemia y la necesidad de uso de máscaras y distancia social, las empresas pueden utilizar la tecnología para controlar el uso de EPP por parte de clientes y empleados, y para controlar el acceso al espacio físico donde se encuentran. En este nuevo escenario, la inteligencia artificial es un multiplicador de fuerzas.

Ahora más que nunca, para mantener la seguridad y detener la propagación del virus, son necesarios una mayor conciencia y seguridad situacional, un control del acceso sin contacto y una mejor comprensión de los movimientos de las personas en los espacios públicos y minoristas. Según datos de la encuesta Opinion Box de la 5a edición de 2020, el 48% de los consumidores prefieren más espacios vacíos para realizar sus compras. La encuesta también señala que el 54% elige lugares que siguen los protocolos de higiene de la OMS.

Además de toda la capacidad para simular la inteligencia humana, la inteligencia artificial también trae datos del mundo físico al mundo digital, permitiendo la anticipación de problemas, más agilidad en la toma de decisiones, la oportunidad de promover cambios inmediatos y adoptar nuevas estrategias de camino. Esta tecnología, junto con el análisis de video, garantiza la precisión del reconocimiento de rostros en el mundo real y hace que la seguridad sea más eficiente y con una precisión sin precedentes.

Según la Encuesta Global sobre Fraude Económico y Crimen realizada por PwC en 2020, considerando tecnologías y técnicas disruptivas en Brasil, aproximadamente el 40% de las empresas están utilizando inteligencia artificial (IA) en comparación con solo el 25% en el mundo. Más del 60% de los que utilizan IA en el mundo ven su valor como herramienta para luchar contra el fraude.

Los datos también muestran que las empresas han sido víctimas de una media de 6 casos de fraude en el mundo en los últimos 24 meses. Entre los principales autores de fraude identificados por la encuesta, en Brasil, el 44% son agentes internos, distribuidos por personal operativo, mandos medios y altos directivos. Con la implementación de tecnología para la identificación de identidad a través del reconocimiento facial y el análisis de video, la cantidad de fraudes puede disminuir drásticamente en las empresas.

A pesar de los beneficios, el reconocimiento facial todavía conlleva un estigma negativo con respecto a la privacidad. Pero es importante desmitificar esta idea. Las empresas aptas que utilizan este tipo de tecnología utilizan bases de datos proporcionadas por los clientes, con la previa opt-in del usuario y con la posibilidad de configurar el anonimato de los datos.

Con eso en mente, sabemos que los análisis de video son más mejorados, más precisos y más rápidos. Ya es una realidad que están contribuyendo a la seguridad y son indicadores favorables para la rápida toma de decisiones en varios ámbitos, pero la tecnología por sí sola no hace nada. Cabe recordar que su buena aplicación es el resultado de procesos bien diseñados, correcto dimensionamiento de la estructura física, como servidores y cámaras, y técnicos especializados para la correcta configuración. Por eso, siempre es importante buscar empresas reconocidas en el mercado para elegir la mejor solución para su negocio.

Marcelo Victorino es Director de Ventas y Desarrollo Comercial para LATAM en RealNetworks Inc (NASDAQ: RNWK), una compañía global con sede en Seattle (EE. UU.). Tiene una trayectoria de más de dos décadas en liderazgo y gestión en las áreas de ventas, prospección, marketing y nuevos negocios. Se especializa en crear y desarrollar proyectos que involucran tecnología e innovación y representa la plataforma de reconocimiento facial SAFR para LATAM.

A %d blogueros les gusta esto: